Descubriendo mi pasión por la medicina

Jun 14, 2020 By Courtney Nelson
Deepa Gopal's picture

Crecí en Snohomish, Washington, un pequeño pueblo al noreste de Seattle. De joven, me encantaba jugar soccer. Mi mamá me apuntó en clases de  soccer a la edad de  4 años porque decía que no Iba a caminar, sino a correr! Cuando fui mayor, comencé a jugar soccer en competencias y se convirtió en mi meta.

Cuando estaba creciendo, era una persona muy sensitiva . Mis padres interpretaban mi sensibilidad como algo que no estaría bien visto en la carrera de medicina. Por lo tanto, desde temprana edad, tanto ellos como yo pensamos que deberiía estudiar educación.

Cuando llegué a la escuela superior, encontré que me fascinaba la anatomía y la sicología y como funcionaba el cuerpo humano. Tengo un estómago fuerte y el disecar sapos no me daba asco. También hicimos un proyecto interesante donde teniíamos que hacer una pintura de los músculos y tendones del cuerpo.

Encontré su,mamente interesante que debajo de la piel , existen esos músculos en diferentes direcciones y con diferentes funciones. Esa fue mi Primera clave para pensar que esta podría ser mi área de interés.

Obtuve una beca atlética para estudiar en la Universidad y especializarme en ciencias de la salud con énfasis en salud escolar. Me mantuve jugando soccer mientras estuve en la universidad.

Punto Culminante

Mi punto culminante, me llega en el último semestre de la universidad. Me matriculé en un internado para trabajar con un educador clínico de diabetes, ayudando a los pacientes a manejar su diabetes, y aconsejar a los que tenían complicaciones y necesitaban ser hospitalizados.

También conocí a un asistente médico mientras estuve en ese internado. Al ver mi nivel de interés, me ofrecieron una oportunidad de observar una cirugía de corazón abierto. Cuando vi como el asistente médico y el cirujano trabajaron unidos, y la estrecha relación entre los médicos con el paciente , antes, durante y después de la cirugía, me convencí de que eso era lo que quería hacer.

Después de graduarme de universidad conseguí un trabajo para pagar mis facturas. Mientras tanto iba pensando como solicitar para un programa de Asistente Médico y cumplir con las 3000 horas de experiencia clínica que eran requeridas. La oportunidad llegó de la organización Planned Parenthood -- organización a la que me uní como asistente. Trabajé en el programa de vacunación de la comunidad y en clínicas para la detección del cáncer, ayudando a mujeres que habían sido diagnosticadas con cáncer para que pudieran obtener la ayuda que necesitaban.

Un año y medio y 3000 horas después, fui aceptada en el programa de asistente médico. Mientras estaba en el adiestramiento , fui invitada a enseñar un curso en la Universidad de Stanford para estudiantes de pre-médica. En aquella época no había mucho adiestramiento posible para estos estudiantes , yo colaboré con un estudiante de medicina de Stanford para desarrollar un buen programa. Me di cuenta que también disfrutaba enseñar.

Hoy en día soy asistente médico en la unidad cardiovascular ICU de Stanford y también soy facultad de la escuela de medicina de Stanford en su programa de estudios de asistente médico . Me siento afortunada todos los días por el honor de cuidar de pacientes y la responsabilidad de adiestrar a una nueva generación de asistentes médicos.