Youth Op-Ed: Encontrando Formas de Socializar

May 15, 2020 By Ira G, Translated by Dra. Rosa Puig Diaz
Anonymous's picture

“Los seres humanos son criaturas sociales.” He escuchado esa frase toda mi vida, pero nunca me había hecho sentido.

Disfruto la soledad y nunca me aburro de hacer las cosas por mi mismo. Desde luego me gusta ver a mis amigos y maestros en la escuela, pero también disfruto los fines de semana y pasar tiempo con mi familia y conmigo mismo.

Mis amigos y yo somos muy allegados, Nos vemos cinco días a la semana por muchas horas, por lo que pasamos mucho tiempo juntos y nos conocemos muy bien. Cuando la escuela cierra por motivo del COVID-19, pensamos que podríamos continuar viéndonos. Pensamos que no era gran cosa, porque eramos solamente nosotros cuatro, no los tres mil estudiantes de la escuela. Nos despedimos, pero planificamos vernos pronto.

El lunes siguiente, recibo las noticias que dice que algunos condados del área de la bahía estarían encerrados por dos semanas, hasta el 27 de marzo. Todos los negocios que no fueran esenciales, cerrarían, y todo el mundo tendría que mantener el distanciamiento social. Yo estaba aturdido y sorprendido. Sabía que el coronavirus no era algo pequeño, pero nunca esperé que pasara algo así. Pues bien pensé “Puedo  ver a mis amigos después que finalice el encierro.”

Despuês de varios días la propagación del COVID obtuvo dimensiones catastróficas, especialmente en California. Antes que finalizaran las dos semanas iniciales del encierro, el Gobernador anunció que debíamos continuar con el encierro de forma indefinida, y que nueva restricciones se añadirían. No estabamos supuestos de ir a visitar a nadie a menos que no fuera para cuidarlo.

Siguiendo la Rutina

Ya me estaba sintiendo aburrido de estar en casa y estaba desesperado por ver a mis amigos y a los demás miembros de la familia. Durante las dos largas semanas en casa, me di cuenta de algo- necesitaba algú tipo de rutina.

Al comienzo del encierro, pensé que nunca echaría de menos la escuela. Pensé que estaría bien en casa, y que aprender en línea sería mucho mejor. A mi particularmente no me gusta ir de compras o dar largas caminatas con el sol dándome directamente en los ojos. Pero como he perdido esas cosa, ahora las echo de menos.

Ocasionalmente, me gusta dar caminatas e ir en el carro para hacer las compras. Aún cuando tenga que sentarme en el carro mientras mis padres compran, me gusta estar afuera y ver en la distancia a otras personas , He aprendido que a pesar de que no me gusta caminar temprano en la mañana, si me gustaba ir a la escuela. Me gustaba saludar a mis maestros, ver mis compañeros, hablar con mis amigos y tener la confortable familiatidad de las paredes de la escuela a mi alrededor.

Un logro de estos tiempos sin precedentes es que mi familia y yo estamos mas unidos aunque discutimos mas. Nunca pensé que estar en la casa en lugar de en la escuela cambiaría tanto mi rutina. Discutimos por las cosas mas simples, cosas que en otro momento no importarían si volvieramos a la normalidad, Aun en el verano siempre he tenido actividades para hacer. No estoy acostumbrado a pasar todo el tiempo alrededor de las mismas cinco personas en el confinamiento de mi hogar, Ninguno de nosotros lo está.

Video llamadas con los amigos

Ahora mas que nunca, socializar es importante. No me tomó mucho tiempo para notarlo. He encontrado que durante la primera semana, cuando estaba disfrutando de mi tiempo libre, me sentía mas solo, aunque cuando fuera un poquito. Mis amigos y yo estuvimos de acuerdo en no juntarnos por el bienestar de todos y no arriesgar la salud de otros. Teníamos que encontrar otras formas de socializar, Ahora hacemos video llamadas y estamos continuamente enviando mensajes.

También me aseguré de mantenerme en contacto con mis primos porque no puedo verlos, Estabamos acostumbrados a visitarlos todos los fines de semana, pero según vamos creciendo, nos vemos menos y menos, Ahora no podemos vernos aunque quisieramos. Hacemos noches de juego a través de video llamadas, donde jugamos juegos como Pictionary y otros. Cuando estoy con ellos, nunca hay un momento aburrido.

Apreciar las cosas y las personas que tenemos es importante. Nunca esperé que algo así sucediera, pero sucedió. He aprendido que hasta las cosas mas pequeñas, como ir de compras con tu familia o ver en persona a tus amigos, merecen ser apreciadas. Nada debe tomarse como concedido, porque nada dura para siempre. Espero que eso sea cierto para esta pandemia también!