Finalmente, un alto el fuego en el conflicto de Gaza

Deepa Gopal's picture

El 10 de mayo, cohetes mortales iluminaron los cielos de Israel. Hamas, un grupo militante en Gaza (un territorio palestino), lanzó cohetes hacia Israel en respuesta a las crecientes tensiones entre árabes e israelíes.

En respuesta, Israel llevó a cabo ataques aéreos contra Gaza. Al menos 232 palestinos, incluidos 65 niños, han muerto en Gaza. En el lado israelí, murieron 12 personas, incluidos dos niños.

Este nivel de violencia en las calles no se ha visto en décadas. Los líderes internacionales de países, incluidos Estados Unidos y Egipto, habían pedido a ambas partes que redujeran la escalada del conflicto. Finalmente, hoy se ha acordado un alto el fuego que pone fin a este conflicto mortal.

Echemos un vistazo más de cerca al reciente conflicto entre Israel y Palestina y lo que lo condujo.

Tensiones hirviendo

El conflicto árabe-israelí es tan antiguo como el nacimiento de Israel. Después de la Segunda Guerra Mundial, las Naciones Unidas se labraron una parte del territorio palestino para crear una patria judía para quienes huían de la persecución en Europa. Esto fue rechazado por los árabes palestinos, que desde entonces han visto desaparecer sus derechos y territorios.

Los árabes son una minoría en Israel, que representan el 20 por ciento de la población. Si bien muchos de ellos se han asimilado a la población judía, otros viven en Gaza y Cisjordania, dos áreas que son territorios palestinos.

Los árabes palestinos han enfrentado gran parte del racismo del gobierno de derecha de Israel bajo su líder Benjamin Netanyahu. En 2018, el gobierno de Netanyahu relegó indirectamente a los árabes como ciudadanos de segunda clase de Israel cuando se declaró a sí mismo un estado-nación del pueblo judío.

Recientemente, esta discriminación se ha vuelto más severa, y los judíos piden abiertamente la muerte de los árabes. El gobierno de Israel ha sido fuertemente influenciado por el partido supremacista judío, Otzma Yehudit. El gobierno también ha ignorado por completo cuestiones como la pobreza, la discriminación y el crimen organizado en las comunidades árabes; de hecho, los árabes palestinos son víctimas del 71% de todos los asesinatos en Israel.

¿Qué llevó a la reciente crisis?

En el este de Jerusalén, una tierra por la que judíos y árabes han luchado durante mucho tiempo, estallaron violentos enfrentamientos entre árabes e israelíes. Comenzó con el desalojo de varias familias del este de Jerusalén por colonos; estos árabes palestinos habían vivido en sus hogares desde la década de 1950.

Además, en abril, la policía israelí bloqueó la Puerta de Damasco, un lugar de reunión popular para los árabes durante el Ramadán, lo que llevó a los ciudadanos palestinos a atacar violentamente a la policía israelí en protesta. Y el último viernes de Ramadán, la policía israelí allanó el sitio más sagrado para los musulmanes en Jerusalén, la mezquita al-Aqsa, donde muchos musulmanes se habían reunido para rezar.

Estos ataques contra los árabes en Israel aumentaron significativamente las tensiones. Y el 10 de mayo, Hamas, que controla Gaza, pasó a la ofensiva, lanzando una andanada de cohetes contra Israel. En respuesta, Israel atacó Gaza con ataques aéreos.

Egipto ayudó a negociar el acuerdo de paz que fue recibido con alivio en las calles. Sin embargo, a pesar de la pausa, las razones subyacentes a las tensiones aún persisten. El camino hacia la paz es todavía muy largo ..

Fuentes: Al Jazeera, NY Times, BBC, Vox