¡Un viejo moho resucitado!

Deepa Gopal's picture

En septiembre de 1928, el bacteriólogo Dr. Alexander Fleming regresó de sus vacaciones de verano y llegó a su laboratorio de Londres en el Hospital St. Mary.

Fleming había estado estudiando bacterias estafilocócicas comunes, culpables de enfermedades como la neumonía. Al examinar sus colonias bacterianas, Fleming descubrió que una placa de Petri descubierta cerca de la ventana había sido contaminada con el moho común Penicillium notatum.

Cuando examinó este plato bajo el microscopio, se sorprendió. ¡El moho parecía estar inhibiendo el crecimiento bacteriano! El resto es historia. La penicilina, derivada del moho, se convirtió en una medicina revolucionaria que curaba infecciones que de otro modo hubieran sido fatales.

Penicillin was also the precursor to modern antibiotics, which led to the decline of many diseases. And now, scientists have revived Fleming’s original strain of Penicillin and sequenced its genome. Let’s take a look at their research, and what implications their results may have for the future of microbiology.

El Moho de Fleming: ¡está vivo!

Un equipo de investigación, dirigido por el profesor Timothy Barraclough del Departamento de Ciencias de la Vida del Imperial College de Londres y el Departamento de Zoología de Oxford, "originalmente se propuso utilizar el hongo de Alexander Fleming para algunos experimentos diferentes", hasta que se dieron cuenta de que nadie lo había hecho nunca. el genoma de penicillium secuenciado antes.

Los investigadores se pusieron a trabajar, reviviendo el moho histórico de 92 años de una muestra congelada en la colección de cultivos de CABI (Centro de Agricultura y Biociencia Internacional). Después de extraer el ADN del mo revivido, los investigadores se centraron en su genoma, centrándose en dos tipos específicos de genes: los que generan enzimas que producen penicilina y los que regulan la producción de esas enzimas.

Los investigadores compararon el moho de Fleming con dos cepas estadounidenses modernas del hongo que se utilizan para producir antibióticos, y descubrieron diferencias intrigantes en sus genes reguladores de enzimas. Si bien ambas cepas de penicillium tenían el mismo código genético básico, las cepas estadounidenses modernas tenían más copias de genes reguladores, lo que significa que eran capaces de producir más penicilina. Las enzimas producidas por ambas cepas también variaron ligeramente.

¿Por qué ocurrió esta diferencia genética? Los investigadores creen que surgió de la "carrera armamentista" de los moldes con microbios. Más específicamente, a medida que los microbios acumulaban resistencia, los mohos afinaban su producción de penicilina en respuesta a su entorno cambiante. Por lo tanto, la diferencia entre las dos cepas sugiere que cada una evolucionó de acuerdo con los factores variables de su entorno.

Implicaciones para el futuro

Ayush Pathak, el primer autor del estudio, dijo que la investigación del equipo "podría ayudar a inspirar soluciones novedosas para combatir la resistencia a los antibióticos".

Actualmente, la penicilina que se usa en los antibióticos convencionales como Augmentin se refina a partir de mohos de Penicillium que se modifican genéticamente para una mayor producción. A medida que las bacterias desarrollan resistencia a los medicamentos y mutan en superbacterias letales, los resultados del estudio podrían arrojar luz sobre cómo se puede mejorar la producción de antibióticos.

¡Echemos un vistazo a este viejo video en blanco y negro que celebra el descubrimiento de la penicilina!